La conducción durante el embarazo

En cualquier embarazo surgen miles de dudas que necesitan ser aclaradas. Y, aunque parezcan dos mundos completamente alejados, el mundo del motor también genera muchas preguntas. ¿Es seguro conducir durante el embarazo?¿Puede hacerse durante toda la gestación?¿Es necesario tener en cuenta algún tipo de seguridad adicional o diferente?

Hoy te ayudamos a resolver algunas de estas dudas.

¿Se puede conducir?

¡Por supuesto! Estar embarazada no es impedimento siempre y cuando se cumplan las normas de seguridad necesarias.

¿Es obligatorio el uso del cinturón de seguridad?

¡Siempre! Antiguamente las mujeres embarazadas podían viajar en un vehículo sin la necesidad de ponerse el cinturón de seguridad, pero desde el año 2006 es obligatorio en todos los casos. Lo importante es colocárselo correctamente: la parte superior de la correa debe ir en el abdomen y la inferior debe quedar lo más baja posible para que la mayor zona de agarre sea la pelvis. En cualquier caso, existen adaptadores que te permitirán ubicarlo de forma más cómoda.

¿Supone el airbag un peligro?

Para nada. Sucede lo mismo que con el cinturón de seguridad, hay que usarlo obligatoriamente. No es necesario desconectarlo cuando se suba al vehículo.  

¿Cómo colocar el asiento y el volante?

Eso dependerá de la evolución del embarazo, los primeros meses se podrá mantener como siempre y, a medida que vayan pasando las semanas habrá que ajustar tanto la altura del volante como la del asiento a la que más cómoda te sientas. Siempre es recomendable no ir excesivamente recta.

En cualquier caso, la mejor recomendación y el mejor consejo vendrán siempre del terreno médico. Si tienes cualquier duda, consulta con un profesional médico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.